Noticias

Se creó la Mesa de Concertación para la erradicación del cáncer de cuello de útero

La Liga Colombiana Contra el Cáncer – miembro de la Asociación Latina e Ibérica contra el Cáncer (ALICC) -,  forma parte de la Mesa de Concertación, una conformación plural que nació de la responsabilidad que siente por balancear la información alrededor del cáncer de cuello de útero.

Teniendo en cuenta que el Cáncer de Cuello Uterino es la primera causa de muerte evitable por cáncer en mujeres, las más importantes entidades civiles de la salud, se han unido para lanzar la Mesa de Concertación para la erradicación del Cáncer de Cuello Uterino. El objetivo de esta Mesa, creada el pasado 29 de marzo, es fortalecer las políticas públicas para prevenir esta enfermedad y derribar las barreras de acceso al sistema de salud.

La mesa de concertación tiene una conformación plural con fundamento científico y social: La Liga Colombiana Contra el Cáncer, la Sociedad Colombiana de Pediatría, Federación Colombiana de Sociedades de Ginecología y Obstetricia (FECOLSOG), Asociación Bogotana de Obstetricia y Ginecología (ASBOG), Asociación Colombiana de Colposcopia y Patología del Tracto genital inferior, Fundación Universitaria Sanitas, Universidad del Rosario, Universidad de los Andes y MSD.

Desde el 2016 las diferentes entidades sociales han trabajado en la conformación de este, "es una iniciativa de la sociedad civil para contribuir mediante compromisos públicos, privados y ciudadanos al control equitativo del cáncer de cuello uterino y su erradicación en Colombia”, comenta el Dr. Carlos Castro Director Científico de La Liga Colombiana Contra el Cáncer.

Precisamente por la falta de información y educación se han tejido mitos y tabús alrededor de esta enfermedad, las mujeres temen hablar del VPH porque está asociado a su vida sexual. Lo que no saben es que el 90% de las personas (hombres y mujeres) que inician su vida sexual tienen la posibilidad de contraer el virus del papiloma humano en algún momento de su vida, en muchos casos es eliminado naturalmente, pero en otros persiste y es ahí cuando se presenta el cáncer de cuello uterino. Es un tema de salud pública que debe ponerse sobre la mesa de forma abierta, una enfermedad infecciosa evitable que se puede prevenir a través una vacuna, diagnosticar en sus estados iniciales con las pruebas ADN VPH, citología y colposcopia e incluso tiene curable si se trata a tiempo con intervenciones quirúrgicas.

Otro de los problemas son las barreras de acceso que existen. El 85% de las muertes por cáncer de cuello uterino se dan en países de bajo y mediano ingreso. Para derribarlas, la Mesa de Concertación Para la Erradicación del Cáncer de Cuello Uterino, hace un llamado a recuperar los índices de vacunación contra el VPH y empezar a utilizar la prueba del ADN para la detección de la infección como las dos herramientas fundamentales para cambiar la historia del cáncer de cuello uterino en nuestro país alcanzando los estándares positivos de regiones desarrolladas.

Los países que han logrado disminuir de manera significativa los casos de muertes por cáncer de cuello uterino, tienen programas organizados que incluyen actividades de diagnóstico temprano de la enfermedad y de educación. Colombia con la implementación del MIAS (Modelo de atención integral) y las rutas integrales de atención en salud (RIAS) tiene una oportunidad única de ganarle la batalla al cáncer de cuello uterino.

Para más información visite: www.ligacancercolombia.or

INTEGRANTES

SOCIOS

ALICC | Asociación Latina e Ibérica Contra el Cáncer